martes, 27 de abril de 2010

Para el cambio de sexo, si hay presupuesto

por Georgina Noa Montes

Periodista Independiente

Hablemos Press

 

23 de Abril del 2010

 

La Habana. Mientras en la isla, sus gobernantes autorizan y se realizan, cirugías para el cambio de genitales, se originan dificultades para otras gestiones dentro de la medicina. Pudiendo comprobar quien suscribe.

 

En el mes de Diciembre tuve que hacerme una radiografía de tórax, en la cual me salió una imagen mediastino derecho bien definido, por lo que el radiólogo decidió remitirme para el neumólogo, este a su vez indicó un TAC –conocido como Somaton– con contraste, pero este equipo nada más existe en 3 hospitales del país en “Hermanos Ameijeiras”, en “Enrique Cabrera” (conocido como el Nacional) y en el “CIMEQ”.  En los 2 primeros el mismo está roto y al último no tenemos acceso todos los cubanos. Por lo que en su lugar me hicieron otro TAC de Cortes, en el hospital Nacional, con la dificultad que este no suministra en mi caso el diagnostico con exactitud.

 

Según un especialista del Hospital Ameijeiras, del que no alcancé oír su nombre, en entrevista concedida a la periodista Gloria Udas para el sistema informativo de la televisión Cubana NTV, estos equipos son de un elevado costo en el mercado y solamente reponer los tubos de pantalla, en el caso del TAC contrastado asciende a 40 mil dólares y en el de cortes a 80 mil. Es de sospechar que si los equipos de estos hospitales están rotos, –desconozco cuál es la avería– o que si los mismos no se han podido instalar en más hospitales, es porque no hay presupuesto disponible o suficiente para tal gestión.

 

Sin embargo  Mariela Castro Espín,  hija del gobernante Raúl Castro Ruz y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) de Cuba, ha sido la principal impulsora en buena medida de la nueva norma que entro en vigor en el 2008, con respecto al cambio de sexo; –dicho sea de paso que ya se han realizado algunas–. Es de suponer, –y no hace falta ser universitario, ni medico, solo es necesario un poco de razonamiento– lo costosas que deben ser estas intervenciones quirúrgicas, acompañadas además, de los estudios y tratamientos a los que se deberán exponer las persona que se la practicaran; por lo tanto debe ser inevitable hacer grandes consumos económicos para las mismas.     

 

Para nada estoy en desacuerdo con que los homosexuales y lesbianas sean felices o se sientan realizados, pero pienso que las preferencias sexuales, no tienen nada que ver con el sexo que Dios y la naturaleza proporcionaron a cada individuo al nacer, y que por lo tanto si no pueden conformarse con el órgano genital que les tocó, por lo menos debían esperar a vivir en un país donde hayan menos penurias. Por otra parte yo entiendo a los Castros, pero creo que  deberían esperar a que en Cuba estuvieran resuelto otras dificultades, que son más imprescindibles dentro del mismo campo de la salud y que en muchas ocasiones hasta la vida de alguien depende de ellas.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: