lunes, 26 de abril de 2010

Cuba, el fin de la propaganda mediática de la dictadura castrista

por Héctor Julio Cedeño Negrín

Periodista Independiente de Cuba

 

17 de abril de 2010

 

Ciudad de la Habana.  Fidel Castro, encarna simultáneamente, el Hitler y el Goebbels del Nacional Socialismo alemán, el líder carismático, que sabía embelesar a todos y el propagandista mayor, de su ‘revolución’.

 

Ya desde la Sierra Maestra y luego de la famosa entrevista que le hiciera, el periodista norteamericano Herbert Mathews, publicada posteriormente en la primera plana del “The New York Times”, comenzaba la propaganda mediática que se mantuvo por más de cincuenta años y que hoy en día, llega a su fin ó sea, la revolución comienza a morir con la muerte del líder.

 

No hay relevo y su hermano, un segundón ilegitimo desde su nombramiento el 21 de octubre de 1959, no representa nada. A partir de ya, todo le ira saliendo cada día mal y cada vez, peor. No es el caso de Hugo Chávez, el papagayo loco del Caribe, que cuando tiene dudas, vuela enseguida con sus alas rojas, a consultar a Papá Fidel.

 

Se trata de que Raúl, no tenga las palabras mágicas que decía Fidel, ni sabe decirlas, no tiene atractivo personal, ni simpatía. No en balde, desde la sierra, nunca pegó y hasta le pegaron. Es como el que cocina y no le sale, por muchas recetas que aprenda y aunque use las medidas exactas, elabora un salcocho incomible, llega otro y a ojo de buen cubero, todo le queda delicioso.

 

Ahora se quejan de la propaganda que en el mundo los desenmascara, veinte años después de la caída del último gulag ruso, comienza el colapso del cubano. Alexander Solzhenitsin, lo denunció hace años y nadie le creía, luego expusieron que era allá, pero no acá, al fin están comprendiendo que era allá y es acá. Pero si Gardel no lo hubiera dicho, en veinte años, poseyéramos una maravilla. Cuantos años perdidos, que la peste caiga sobre los salvadores de la dictadura.

 

Este sábado cercaron la casa de Laura Pollán, situada en el Centro de la Habana, los esbirros de la dictadura castrista, un despliegue inusitado. Me baje de un ómnibus para tratar de llegar y a cinco cuadras del lugar me detectaron, hice como quien iba hacia otra parte y pude cruzar varios anillos, pero ya a cuadra y media no pude avanzar más, me detuvieron, me montaron en un lada, escoltado por tres hombres y una mujer y me dejaron en Marianao, a varios kilómetros del lugar.

 

Esto incrementará la propaganda contra la dictadura. En la cuadra en que me detuvieron había más de cuarenta, segurosos, policías y otros uniformados, esto acrecienta en la barriada el ambiente de conmoción y disturbio y le agrega notoriedad, a las ‘Damas de Blanco’ y a los opositores de la dictadura, ellos dicen que somos un grupúsculo, pero no se usan cientos de oficiales y agentes para un grupito de personas. Veremos que ocurre mañana domingo.

 

LA PRENSA QUE NO TEME A LA CENSURA DE LA DICTADURA. AÑO FINAL, DE LA DICTADURA CASTRISTA. ¡PRESENTE!


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: