lunes, 19 de abril de 2010

Cuadro cerrado

por José Alberto Álvarez Bravo

Periodista Independiente

 

12 de Abril del 2010

 

­—Roma tenía infinidad de legiones y no pudo impedir su caída.

―Aquí no se puede conversar.

 

Este breve diálogo tuvo lugar en el interior de un vehículo moderno, en el que mi esposa, Lilia Castañer,  y yo fuimos introducidos por la fuerza y trasladados a nuestro domicilio, en J # 104 en el Vedado, por un operativo combinado del Ministerio del Interior y la seguridad del estado, apostados en la intersección  de las calles 24 y 5ta A, en las inmediaciones de la Iglesia Santa Rita de Cassia, en el reparto Miramar.

 

En un diálogo de sordos sostenido con los represores, expresé mi queja por haber sido objeto de obstrucción a mi labor periodística, alegando éstos como único argumento el no estar vinculado a ninguna agencia reconocida por el régimen castrista.  

 

Centenares de efectivos y decenas de vehículos fueron desplegados en las inmediaciones de la Iglesia, con el fin de frustrar la habitual marcha dominical de las Damas de Blanco por la 5ta Avenida.

 

La situación reinante en el reparto Miramar este domingo 11 de abril de 2010 pudiera sintetizarse en una táctica beisbolera: cuadro cerrado.

 

El periodista, José Alberto Álvarez Bravo y su esposa la Dama de Apoyo, Lilia Castañer

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: