domingo, 14 de marzo de 2010

Balseros presos sin juicio al cabo de casi 9 meses

por Yusnaimy Jorge Soca

Activista de Derechos Humanos

 

4 de marzo de 2010

 

La Habana, Cuba.  El grupo de siete jóvenes balseros que recaló el pasado 6 de junio de 2009, frente a la Oficina de Intereses de los EE.UU, están presos en la cárcel Valle Grande desde hace casi nueve meses, sin que aún les hayan formulado petición fiscal ni celebrado juicio. Los implicados comparten el criterio de que son víctimas del castigo de la policía política, porque el caso tomó relevancia al difundirse la noticia por los medios de prensa y televisión internacionales.

 

La salida ilegal se produjo el día 4 de junio, por el litoral de la Habana del Este, en una embarcación rústica que construyeron ellos mismos con madera y poli espuma, para navegar a remo sin motor. Los siete jóvenes son vecinos del municipio Marianao, en La Habana, y sus motivaciones refieren que fue por escapar de la situación de miseria económica del país, y de la falta de libertades y oportunidades de progreso individual.

 

Ninguno de los acusados tenía deudas con la justicia ni cometieron actos que calificaran como delito en esa acción. La salida ilegal no se contempla como violación de las leyes en el Código Penal vigente.

 

Según sus testimonios, después de dos días de travesía se deterioraron las condiciones del mar y el temor a ahogarse o naufragar los obligó a que decidieran regresar a tierras cubanas.

 

Llegaron a las costas en horas de la mañana, cerca del legendario Castillo del Morro. Allí los esperaban apostados una veintena de policías. El miedo a las represalias los condujo a tirarse a la mar nuevamente. Por espacio de cuarenta minutos trataron de evadir el acoso de la lancha y la patana que los perseguían e intentaban acorralar en la bahía. Agotados sin chance de hacer otra cosa, recalaron por el lugar que está frente a la Oficina de Intereses de los EE. UU.

 

Sin que ofrecieran resistencia los arrestaron y fueron conducidos para el departamento de guarda fronteras, en el barrio Jaimanitas. De esa institución los trasladaron presos para la sede central de la Seguridad del Estado, conocida por Villa Marista. Permanecieron en celdas tapiadas durante dos semanas sometidos a interrogatorios, donde los quisieron obligar a que declararan que ellos habían planificado orquestar una provocación para ridiculizar a la Revolución ante la opinión pública. Por último los mandaron presos para la cárcel Valle Grande.

 

El grupo de balseros lleva casi nueve meses de reclusión preventiva y aún no tienen petición fiscal ni le han realizado juicio. Sus abogados no les pueden dar una explicación de sobre qué bases jurídicas son sometidos en prisión. Ya tuvieron que pagar una multa de 5 mil pesos que, por su parte, les aplicó Capitanía del Puerto por navegar sin permiso.

 

Los jóvenes son: Yoel Martínez Lima, Marjoy Díaz Peña, Eligio Campanioni Figueredo, Raudel González Soto, Omar Rosabal Díaz y Jorge Luís Cáceres


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: