viernes, 26 de febrero de 2010

Velorio simbólico

Fotos y texto por José Alberto Álvarez Bravo

Periodista Independiente

 

25 de Febrero del 2010

 

 

Este 24 de febrero de 2010, decenas de disidentes cubanos se han dado cita en la vivienda de Laura Pollán, —en la barriada de Cayo Hueso, en Ciudad de La Habana— para rendir póstumo homenaje a un incomparable luchador por la dignidad de Cuba, Orlando Zapata Tamayo.

 

Durante casi veinticuatro horas, la comunidad disidente se ha unido en esta aciaga hora, manifestando su dolor por la desaparición física de quien se ha convertido en paradigma de la lucha por los derechos humanos en nuestro país y el resto del mundo.

 

Sobre las tres de la tarde fue iniciada una última ronda de Guardias de Honor, en las que participaron treinta y nueve disidentes. Seguidamente, los presentes oraron por el eterno reposo del alma del hermano caído, concluyendo el solemne acto entonando el Himno Nacional. Los participantes se retiraron ordenadamente, sin que se conozca de ningún roce con el nutrido dispositivo de la policía política desplegada en las inmediaciones del lugar.

 

El indomable Orlando, asesinado por la dictadura que ha ensangrentado el suelo cubano por más de cinco décadas, será recordado en un monumento que la patria renacida alzará en su memoria.

¡Gloria eterna a nuestro heroico hermano Orlando Zapata Tamayo!


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Wilfredo Vallín y José A. Fornaris firman Libro de Condolencia.  Arriba, decenas de disidentes realizan la Guardia de Honor, y luego oran por la desaparición del hermano Orlando Zapata.

 

 
 

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: