domingo, 7 de febrero de 2010

Autoridades cubanas bloquean nuevamente libertad de reunión

por Sergio Pastor Martínez Carrazana

Periodista Independiente

 y Lázaro Prieto Álvarez

Presidente de la Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF) y Director del Centro de Derechos Humanos y Democracia Brigada 2506 (CDHD)

 

2 de Febrero del 2010

 

  Foto: Lilvio Fernández Luís
 
  Foto: Lilvio Fernández Luís
 

En las fotos se observa claramente la represión gubernamental contra defensores de derechos humanos en la isla.

 

 

Ciudad de La Habana.  El jueves 28 de enero de 2010 en horas de la tarde, un grupo de activistas de la Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF) y del Centro de Derechos Humanos y Democracia Brigada 2506 (CDHD-2506), arbitrariamente fueron asaltados  y  expulsados de un área del Reparto Párraga, por agentes del Departamento de Seguridad del Estado (DSE) y por la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) conjuntamente. Los activistas de derechos humanos implicados en dicha acción gubernamental, fueron detenidos durante un virtual y dramático operativo desarrollado por las fuerzas represoras mencionadas, y conminados  a retirarse de inmediato de la zona sitiada.

 

La  injusta operación de las autoridades estuvo centrada específicamente con el propósito de impedir la realización de una actividad pacífica con vista a conmemorar el 157 aniversario del natalicio del cubano más universal, José Martí Pérez, y  a su vez, el tercer aniversario de la Comisión Martiana de Atención al Preso, promovida por el presidente de la misma, Lilvio Fernández Luís, quien tenía programado en esta fecha efectuarla en su vivienda, sito en calle Guasimal # 9 entre Santa Fe y Guantánamo, afirmó uno de los afectados, el Vicepresidente de la CAPPF y Vice-Director del CDHD -2506, Miguel Amado Reyes Fonseca.

 

Cuando los opositores justamente se acercaban al cercado inmueble, escucharon las voces de alarma entre los  agentes  de la policía política secreta desplegados en las periferias. Rápidamente se movilizaron  al menos diez represores para interceptarlos. También acudió a la captura la patrulla # 873, la cual hizo su aparición de un modo teatral, precisó  Reyes Fonseca.

 

Uno de los aprehensores les exigió las identificaciones a los imposibilitados, comunicándoles en el acto que al —preocupante— hogar no iba a entrar absolutamente nadie. Igualmente les informó que dicha —violatoria— medida era una orden del alto mando, aclarando que él (agente) es un peón chiquitico, mientras hacía un ademán de medida minúsculo con los dedos. Así como también los obligó a retirarse, planteando que en el lugar no podía haber problemas y tenía que mantenerse el orden, asevera Reyes Fonseca.

 

“Estos  coercitivos métodos del régimen, verazmente son otra cotidiana afrenta a la soberanía individual  y a la dignidad humana de los cubanos que ejercemos nuestras libertades donadas por DIOS TODO PODEROSO, e igualmente  garantizadas en la Declaración Universal de Derechos Humanos”, enfatizó Reyes Fonseca. 

 

Finalmente los reprimidos, luego de ser liberados, se dirigieron a la subsede de la CAPPF, ubicada en el reparto Lawton, sitio donde a fin de cuentas pudieron conmemorar la histórica fecha, en un ameno y fraternal ambiente, mediante un apotegma martiano, en el que expresa: “Respetar es ya un derecho a vencer .Odiar es quitarse derechos”, concluyó el anfitrión Reyes Fonseca.

 

Las víctimas de este lamentable incidente se nombran, además de Reyes Fonseca, Máximo José García González, Jorge Arufe Carbonell, Julio César Gálvez del Llano, Julio César Peña Laballe, Gaudelio Jiménez Rojas, Alexei García Chacón y los hermanos Miguel y Medardo Maldonado Romero respectivamente.

 
  Foto: Yalili Reyes Reyes
 
Foto de la actividad, en la que aparecen los afectados.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: