domingo, 31 de enero de 2010

Un domingo peculiar

por José Alberto Álvarez Bravo

Periodista Independiente


27 de Enero del 2010


El domingo 24 de enero de 2010, las Damas de Blanco realizaron su habitual caminata por la Quinta Avenida de Miramar, concluida con un reclamo de libertad para los presos políticos cubanos, condenados a penas de hasta 28 años por causas que no serian punibles casi en ningún país moderno.


Este habría sido otro desfile más, de no haber contado con un par de eventos que marcaron la diferencia. Uno de éstos, fue la presencia en el lugar de varios admiradores extranjeros, quienes a pesar de la barrera idiomática, expresaron su apoyo entusiasta a la labor cívica que, durante casi siete años, las Damas vienen realizando ininterrumpidamente.


Una de las visitantes pidió ser fotografiada portando una máscara representativa del rostro de Aung San Suu Kyi, no para encubrir su identidad, sino como homenaje a la internacionalmente reconocida luchadora birmana por los derechos humanos.


El otro, la sorpresiva visita de Juan Juan Almeida, hijo del legendario Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, quien mantiene una relación conflictiva con el gobierno de los hermanos Castro debido a la negativa de éste a permitirle salir de Cuba, en flagrante violación de los Pactos en que viene incluida esta materia, rubricados en febrero de 2008 en Naciones Unidas.


A pesar de haber sido un domingo peculiar, la presencia de la policía política no trascendió los marcos habituales.


Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: