domingo, 3 de enero de 2010

Desde la prisión nacional de mayor rigor, Combinado del Este

por Miguel Amado Reyes Fonseca

Vicepresidente de la Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF) y Vice-Director del Centro de Derechos Humanos y Democracia Brigada 2506 (CDHD)


28 de Diciembre del 2009


Ciudad de La Habana. Según el recluso Raúl Rodríguez Soto, el miércoles 23 del mes en curso, fue visitado y previamente amenazado por 2 Oficiales de la Seguridad del Estado (DSE). El 2do jefe de la Sección 21 con seudónimo Lázaro el primero y René el otro, que de continuar con su plan de someterse a una huelga hasta la muerte a partir del día 1ro de Enero, tomarían drásticas y severas medidas con él.

Refiere Soto, que dejo bien claro a los 2 inquisidores, que su objetivo llegaría hasta el final, y que no lo llevaría a cavo, si para entonces se encontraba horizontal en un ataúd.


Argumenta Raúl, que con él se plantaran 2 de los reos que fueron juzgados injustamente por el arcaico, arbitrario, tiránico y totalitario gobierno de los hermanos Castro, uno se nombra José Luis García Falcón y el otro Omar Rodríguez Valdés, quienes están dispuestos a llevar lo planificado hasta las últimas consecuencias.


Alega Rodríguez Soto que el motivo de la decisión de él y sus 2 compañeros, consiste en que ellos no están de acuerdo con la condena que le aplicaron los supuestos representantes de la ley en Cuba, eso sin contar que desde que fueron detenidos en el mar el día 10 de diciembre del 2005 por los guarda frontera, fueron maltratados si cesar por los opresores.


Detalla Soto que ya en tierra firme fue trasladado para la sede del DSE comúnmente conocida como Villa Marista, donde fue torturado durante 45 días, luego lo trasladaron para la prisión antes mencionada, siendo arbitrariamente confinado a convivir con lo peor de toda sociedad: asesinos, violadores de niños, niñas y los ladrones más connotados del país, constituyendo esto otra de las tantas torturas y una cruel violación de los derechos más elementales del hombre.


Señala Raúl que además de otras tantas torturas, como lo reflejado en párrafos anteriores hasta tratar de obligarlo a vestirse con ropa de preso común esposado en el piso, la cruel e injusta condena de 30 años de privación de libertad y la falta de atención medica a los disimiles padecimientos como: Esquizofrenia paranoica con múltiples trastornos de depresión, Gastritis crónica, Ulcera gástrica, Duodenitis crónica, Mala absorción de los alimentos, Hepatitis, Diabetes, Infecciones urinarias a repetición, Parásitos, Hongos en los pies y 2 Hernias discales provocadas y agudizadas por una horrenda pateadura que le propino un carcelero, por no querer vestir el uniforme de común han deteriorado mucho su vida y que ya no aguanta más.


Añade Soto que ahora apelara a un derecho que tiene como ser humano que es, y dictara su última sentencia, y que se atrincherara en un pensamiento del Apóstol José Martí: “Que vale más estar un minuto de pie que toda una vida de rodillas” y que nuestro “Dios creador se apiade de su alma, Amen”.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: