domingo, 31 de enero de 2010

Cronología represiva contra Juan Carlos Hernández, Director de la APLO

por Víctor E. Sánchez
Periodista Independiente
Agencia de Prensa Libre Oriental

26 de enero del 2010



En la foto, se puede observar a Juan Carlos Hernández, marcando su trayectoria de lucha en la oposición santiaguera, donde a pesar de la represión a logrado un trabajo destacado, liderando un sin número de iniciativas dentro de la sociedad civil.


Santiago de Cuba. El Director de nuestra agencia de prensa, Agencia de Prensa Libre Oriental
(APLO), Juan Carlos Hernández, está siendo víctima de un acosa sistemático por parte de la Policía Política. En diferentes ocasiones hemos reportado sobre el asunto, por hoy los queremos hacer de forma cronológica, para poner en perspectiva las reiteradas violaciones a los derechos humanos, que en su persona sistemáticamente se comenten.


El pasado 25 de Noviembre de 2009 fue citado a las 10 de la mañana a la Oficina de Enfrentamiento, cuartel donde fui amenazado, advertido y responsabilizado de cualquier acto de desobediencia civil que ocurriera en Santiago de Cuba el próximo 4 de Diciembre en la fiesta de la Santa Bárbara, prohibiéndosele además acercarse a la Iglesia Santa Teresita del Niño Jesús.


El sábado 5 de Diciembre en funciones de trabajo como promotor de los Municipios de Oposición se trasladó al municipio Palma Soriano con el objetivo de recoger una documentación que Tania Montoya Vázquez, Secretaria de dicho municipio debía entregarle. Sin embargo, al bajarse del coche en Nuevo Palma, fue detenido arbitrariamente y conducido en un auto patrullero hasta la unidad conocida en Santiago de Cuba como el Palacete, cuartel donde permanecí hasta las 7 de la noche.


El día 1 de Enero al salir de la Misa de la Paz, auspiciada por nuestro Obispo, Monseñor Dionisio fue perseguido tan descaradamente, que obligó a su señora esposa Ileana Vicente Gómez a arremeter verbalmente contra ellos. A pesar de todo, los persiguieron hasta casi cerca de su casa para cerciorarse que se dirigían a misma.


El día 4 de Enero al salir del Rectorado de la Universidad de Oriente (Altos de Quintero) donde analizaba la situación de su hijo Carlos Hernández Vicente, a quien a todas luces lo quieren expulsar del centro por su proyección política contraria a la que dictan las leyes de este país y por su abierta defensa de los Derechos Humanos, fue detenido y conducido al cuartel conocido como “Calvario” en un auto lada, rojo y con chapa particular cuyo propietario de unos 50 años le mostró un carnet de la Seguridad del Estado. Luego su trasladado a la Unidad de Enfrentamiento, cuartel donde estuvo desde aproximadamente la una de la tarde hasta casi las tres.


El día 11 de Enero al dirigirse a dar cobertura informativa a un derrumbe ocurrido en Los Maceo entre Gallo y Jobito, fue detenido por oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria y de la Seguridad del Estado por más de una hora, ocasión que aprovecharon para quitarle el teléfono celular y citarlo al siguiente día a la Unidad de Enfrentamiento.


El día 12 de Enero permaneció en dicho cuartel desde las 9:00 am hasta las 3 y 30 de la tarde, donde fue amenazo con aplicarle la Ley 88, por enviar información al extranjero, a pesar de no haber podido tomar fotos del lugar del derrumbe.


Sin embargo, el caso de Juan Carlos es similar al de otros muchos opositores, que están siendo víctimas del recrudecimiento de la represión, más en estos momentos que toda la atención mundial está puesta sobre Haití. El recrudecimiento de la represión, junto a la ausencia casi total de ayuda a la oposición interna, deja un solo camino a sus más destacados líderes: acogerse al Programa de Refugiados, de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana, Cuba.


Al cierre de esta información todavía no les habían devuelto su teléfono celular, el cual permanece ocupado por la Seguridad del Estado.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: