lunes, 18 de enero de 2010

Carta de un esclavo

por Roby González Torres

Periodista Independiente

Buro de Prensa CAPPF/CDHD 2506



La habana, Cuba

11 de enero de 2010


Señores esclavistas:


Son mis mayores deseos que al recibo de estas convalecientes líneas (líneas que expresan el dolor y el sufrimiento de personas confinadas a las más ultrajantes torturas) ya su filosofía no exista.


Es doloroso, a sabiendas que la humanidad ha atravesado por escabrosos agujeros negros en su historia, y en una era tan desarrollada como la nuestra, que todavía no se haya aprendido tan punzante lección, y nuestro mundo caiga en tan humillante, degradante e inhumana pesadilla como lo es el esclavismo.


A un pueblo se esclaviza, cuando no se remunera el trabajo que permite satisfacer sus necesidades básicas; a un pueblo se esclaviza, cuando no se le permite decidir ó pedir (aún al ser más insignificante) que se respeten y cumplan sus libertades; a un pueblo se esclaviza, cuando se adoctrina a este con la filosofía del odio y el rencor hacia el prójimo; a un pueblo se esclaviza, cuando no se le respetan sus derechos inalienables ; a un pueblo se esclaviza, cuando a través de la mentira y la manipulación, y bajo una falsa piel de bondad, se torna en absoluto el poder; a un pueblo se esclaviza, cuando se obliga a este, a ser dependiente mediante técnicas de servilismos, chantajes, restricciones y privaciones, por parte de sus gobernantes y el macabro sistema engranado por estos y sus lacayos.


Por esto y mucho más este esclavo les dice que ya bastante, he sido privado de mis libertades y derechos; ya bastante, he sufrido acoso y persecución; ya bastante, he sido tratado como un cimarrón en mi propia tierra, por lo que exijo que se me dé la libertad de forma incondicional y permanente.


El negrito cimarrón


Esta petición de libertad, es además, para quienes se encuentran de una forma u otra en la misma situación que la mía, con retención ó negación de permiso de salida (incluyendo médicos, trabajadores de otras ramas, etc., etc.) y principal y muy especialmente para todos los que sufren el injusto presidio político en Cuba.


“El hombre ama la libertad, aunque no sepa que la ama, y anda empujando de ella y huyendo de donde no la haya”—José Martí



Cesen las violaciones a la Libertad y los Derechos Humanos de forma inmediata. Queremos libertad de expresión, libertad de información, libertad de movimiento, libertad de asociación, no más censura, ni sometimiento a tratos inhumanos, crueles o degradantes, queremos ser parte del mundo porque somos el mundo.



Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: