domingo, 6 de diciembre de 2009

Razones de una Dama

Texto y foto por José Alberto Álvarez Bravo

Periodista Independiente


2 de Diciembre del 2009



Lilia Castañer, extrema derecha



Primero fue una sutil evocación, dispersa en una auténtica madeja de prejuicios y temores. En la sociedad cubana, la sola mención de las Damas de Blanco suele originar disimiles sensaciones, sustentadas en rumores y ejemplarizantes acosos orquestados por la policía política, a fin de abortar su preocupante crecimiento.


De súbito, Lilia Castañer Hernández tomó una crucial decisión: incorporarse al Grupo de Apoyo de las Damas de Blanco. Las razones de Lilia para esta decisión, son muy personales, ya que no tiene ningún familiar encarcelado por motivo alguno. Según su criterio, al Grupo de Apoyo a esta formación, civilista y apolítica, debieran incorporarse todas las cubanas que, de una u otra manera, hayan sido víctimas –directas o colaterales- del sistema imperante en Cuba durante el último medio siglo. Y ella se declara victima de este sistema.


Su militancia cristiana la convence de que haber tenido un solo hijo, responde a la inescrutable voluntad de Dios, gracia que le fue concedida el 16 de julio de 1970. Su hijo unigénito, Omar Rivera Castañer, fue un niño como todos, si se descuenta cierto desajuste en la asignatura de marxismo-leninismo, durante su etapa preuniversitaria. Lilia recuerda su carácter rebelde frente a la ideologización impuesta por la maquinaria adoctrinadora del régimen imperante.


A los treinta años de edad, Omar no pudo seguir soportando la opresión reinante, la desilusión, la insipidez de la vida en Cuba, y decidió abandonarla. Un golpe de “suerte” le permitió integrarse a un grupo cultural, convirtiéndose España en su presunta tierra de promisión. La realidad en nada se correspondió con los sueños; desde hace seis años, la tierra española se tragó a Omar Rivera Castañer. Como único responsable de su tragedia considera Lilia al gobierno cubano, pues afirma que antes de la llegada de los Castro al poder, los cubanos no abandonaban la isla. Aunque hay otras, esta es la principal razón para que hoy pertenezca con orgullo a este Grupo de Apoyo a las Damas de Blanco.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: