domingo, 13 de diciembre de 2009

Ha muerto Juan Torres Mena "El Pirata"

por Segundo Miranda

Presidente del Centro de Derechos Humanos y Democracia Brigada 2506


12 de Diciembre del 2009


Juan Torres Mena "El Pirata"

El domingo 6 de Diciembre pasado, a las 7:30 am, dejo de existir víctima de una cruel enfermedad, en el Hospicio del Mercy Hospital, en la ciudad de Miami Juan Torres Mena al que cariñosamente llamábamos “El Pirata”. Torres Mena fue siempre un hermano para todos, y brigadista como pocos. Para él la Brigada 2506 venia primero, lo era todo y siempre dio un paso al frente para defenderla y protegerla como solo se protege a un ser querido. El se excedía en celo y gallardía para hacerlo.


Recuerdo que estando la Brigada 2506 presa en el Castillo del Príncipe, en La Habana, Cuba después de la traición que condujo a la derrota en Playa Girón el 17 de Abril, se comenzaron los juicios contra los brigadista para con ello forzar la dictadura a los Estados Unidos a que produjera el cambio propuesto por Cuba de "medicinas por prisioneros".


En un momento dado y debido a los insultos y vejámenes dichos por el nefasto tribunal, su fiscal y el "llamado abogado defensor", se propició una alteración que condujo a una pelea. De pronto surge El Pirata de no sé donde desarmando a uno de los guardias teniendo el presidente del tribunal que llamar a nuestro jefe de brigada José Alfredo Pérez y San Román, para que trajera al orden. Ese era Juan Torres Mena “El Pirata”.


“El Pirata” el hombre que lo daba todo sin esperar nada a cambio. A veces de mal carácter pero que todo terminaba con un abrazo de hermano y dejar al pasado el incidente ocurrido. Extendiendo su mano a muchos que quizás no entendían la nobleza que de él rebozaba.


En Febrero del 2007, un grupo de hombres y mujeres, algunos brigadistas.... otros que se sentían nuestra causa tanto o más que nosotros y que combatieron al tirano desde distintos ángulos, organizamos el Centro de Derechos Humanos y Democracia Brigada 2506. Nuestra dirección y lugar de reunión, la Casa de la Brigada 2506. Si teníamos necesidad de usar los salones, acudíamos unas veces con antelación pero casi siempre sin avisar a reunirnos en la Casa de la Brigada. Nuestro paño de lágrimas que siempre nos recibía con los brazos abiertos, “El Pirata” que gentil y sonriente, me regañaba pero era uno más que abrazaba y consideraba nuestra causa y al cual invitábamos a que participase en nuestras reuniones pero siempre se excusaba pues hasta ahí llegaba su grandeza de espíritu y discreción.


Jamás puso reparos ni problemas a que quisiéramos hacer reuniones o necesidad de usar el salón de acto, como lo hicimos durante la teleconferencia desde la oficina de intereses de los EE UU en la Habana, Cuba a la Casa de la Brigada2506 en Mayo del 2008. Siempre La Brigada estaba abierta para nosotros.


En Noviembre del CDHD 2506 entrego un reconocimiento para El Pirata, quien estaba ingresado, a un grupo de brigadistas que se lo llevo al hospital.


Ha muerto “El Pirata”, aquel que dio mucho y no pidió nada a cambio. Ha muerto un hermano y con él se va un pedazo valioso de la Historia de la Brigada 2506 dejándonos sumidos con la tristeza de su partida.


¡Que Dios lo reciba en su Santa Gloria!

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: