lunes, 23 de noviembre de 2009

Mensaje Recibido

por Francisco Sau Boíx

Mambí en Acción


22 de noviembre de 2009

Barcelona. Acto popular de carácter político donde se hace alusión a un líder o líderes, lleva una carga ideológica de trasfondo que reafirma la posición común de los intereses y principios que los rigen.


Hace pocos días la bloguera cubana Yoaní Sánchez fue secuestrada, maniatada y golpeada por un grupo “supuestamente” de la Seguridad Cubana.


Su esposo, el periodista Reinaldo Escobar, indignado ante tal vil suceso, retó a un duelo verbal a uno de los agentes fotografiados.


Como es lógico, el cobarde que pega a una mujer, tiembla y se ausenta ante el reto lanzado por el esposo indignado.


Un grupo numeroso de seguidores de la Dinastía Comunista de Cuba acudió al lugar de la cita dando vítores a los Monarcastro I y II, inmediatamente después golpearon, zarandearon y quién sabe cuántas cosas más en medio de aquella multitud enajenada, a un hombre que solo exigía respeto para su dignidad y la de su esposa, y cuyo único interés, era mantener un duelo verbal con el agresor de “mujeres”, es decir, de su esposa.


El mundo ha recibido bien claro el mensaje enviado por el “acto popular en apoyo a los hermanos Castro”:


1. Aunque sea una mujer, puede ser secuestrada y golpeada si no se somete a los mandamientos de los Monarcastro.


2. Los que discrepen con éste mandamiento pueden ser linchados en público, como casi le sucede a Reinaldo Escobar, el esposo de Yoaní Sánchez.


3. En Cuba no hay libertad de expresión, solo lo que autoricen expresar los Monarcastro I y II.


4. Los que no se sometan a estos mandamientos tienen que irse de Cuba (“Pin Pon Fuera” gritaban).


5. La calle no es del pueblo es de Fidel (“Esta Calle es de Fidel”, gritaban).


Si alguien en el mundo aún dudaba de la información que brindan los blogs cubanos, los periodistas independientes, hoy ha quedado reafirmado que no mienten, que los que mienten son Fidel Castro, Raúl Castro y sus seguidores.


Futuras generaciones crecerán con la lección aprendida, ese es el legado de la Dinastía Comunista de Cuba, jóvenes que participaban en el intento de linchamiento, y que por más, apoyan el que se haya secuestrado, maniatado y golpeado a una mujer.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: