martes, 3 de noviembre de 2009

“El régimen ha destruido mi cuerpo, pero no las convicciones”—Entrevista al opositor excarcelado Nelson Alberto Aguiar Ramírez

por Carlos Serpa Maceira

Periodista Independiente, El Guayacán Cubano


26 de Octubre de 2009


Nelson Alberto Aguiar Ramírez cuando hablaba tras su liberación con el exilio cubano

La Habana. El opositor Nelson Alberto Aguiar Ramírez, excarcelado en Cuba bajo una licencia extra penal por sus padecimientos de salud concedió una entrevista al periodista Carlos Serpa Maceira. Aguiar de 64 años y prisionero de conciencia de la llamada Causa de los 75, fue condenado a 13 años de cárcel en la Primavera de Terror del 2003. La entrevista se desarrollo en su vivienda situada en Calle 28 No. 157 Apto. 15 entre 17 y 19, en la Barrada El Vedado en esta capital.


Carlos Serpa Maceira (CSM): ¿Tu libertad bajo licencia extra penal se la debes a las gestiones del canciller Español Miguel Ángel Moratinos?


Nelson Alberto Aguiar Ramírez (NAAR): No, Miguel Ángel Moratinos fue una pieza del engranaje, aprecio su gestión, pero también tengo que destacar la voluntad de la comunidad internacional que desde el mismo instante que los 75 fuimos encarcelados en marzo de 2003, patentizaron su solidaridad abogando por nuestra liberación. De forma especial, se encuentran Las Damas de Blanco, paradigma de firmeza, ellas han sido el motor impulsor en esta lucha.


CSM: Su esposa Dolía Leal Francisco, mantuvo una firmeza inigualable exigiéndole al régimen cubano su libertad y la del resto de los presos político cubanos.


NAAR: Ciertamente, ella desde el primer momento formo parte de Las Damas de Blanco, ha sido una mujer valiente, me siento un hombre orgulloso y favorecido de tener una mujer de altos quilates humanos. Dolía sufrió mucho mi encierro, se desestabilizo emocionalmente por lo que ha tenido que ser tratada en el hospital de día, sin dudas es una mujer excepcional.


CSM: ¿Como esta su ánimo, se mantienen los mismos ideales?


NAAR: El ánimo esta más alto que el busto de José Martí que está en el Pico Turquino, en la Sierra Maestra. El régimen ha destruido mi cuerpo pero no las convicciones. Al pueblo de Cuba le ratifico que mantengo en alto mi espíritu y los ideales por los cuales fui enviado a prisión.


CSM: ¿Como supo que sería liberado?


NAAR: Inicialmente las autoridades en el Combinado del Este me comunicaron que sería trasladado para una prisión mejor, cuando vi a mi esposa en la puerta de la prisión es que me informaron que me encontraba en libertad, no pude contenerme de la emoción y comencé a llorar.


CSM: ¿Como transcurrió su encierro de 6 años y 7 meses?


NAAR: Tras ser condenado por el tribunal, fui enviado para Boniatito, una prisión situada en la Provincia de Santiago de Cuba, en el oriente de la isla. Allí en la celda tapiada y en medio la de la soledad me refugie en Jesucristo. En Boniatito varios presos de la Causa de los 75 protagonizamos una huelga de hambre, fui trasladado al Combinado de Guantánamo, en dicho lugar el Jefe de Orden Interior me amenazo con darme una paliza a causa de mis continuas protestas por el maltrato y las condiciones inhumanas. Mi esposa pasó mucho trabajo para las visitas, ella tenía que viajar desde La Habana a Guantánamo, 1000 kilómetros de distancia para verme dos horas. También estuve confinado en la Prisión Los Mangos en Bayamo. Finalmente estuve recluido en el Hospital del Combinado del Este.


CSM: ¿Que piensas hacer ahora?


NAAR: Pienso realizar gestiones para recibir asistencia médica en España, para mi es prioridad recuperar mi salud y la de mi esposa. Las duras condiciones de encarcelamiento han quebrantado mi salud. Padezco de artrosis degenerativa avanzada, hernia discal, asma bronquial, debido a la humedad de la celda, hipertensión, e hiperplasia prostática. La hernia epigástrica que presento pudiera ser que una causa para volver por tercera al vez al salón de operaciones.


CSM: Con su excarcelación suman 22 los opositores liberados de los encarcelados en la Primavera de Terror del 2003 en Cuba como se conoce a la ola represiva que llevo a la cárcel a 75 civilistas. Diez de ellos permanecen aun en la isla, 11 viven exiliados en España, Suecia y Estados Unidos, Miguel Valdez Tamayo falleció en La Habana en enero de 2007. ¿Liberaran más presos del Grupo de los 75?


NAAR: El régimen necesita mejorar su negro historial de violaciones a los derechos humanos, confió en que todos serán liberados, Dios tiene la mano puesta sobre nosotros, la liberación del resto de mis 53 hermanos de causa, así como del resto de los presos políticos cubanos, sería un gran paso por lo que insto al régimen a que los libere incondicionalmente.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: