martes, 3 de noviembre de 2009

Como anillo al dedo

por Belinda Salas Tápanes

Presidenta de FLAMUR, Cuba


30 de Octubre del 2009


Belinda Salas Tápanes


En Cuba circulan dos monedas, los ciudadanos reciben su salario en moneda nacional y tienen que satisfacer sus necesidades en pesos Cubanos Convertibles (CUC), moneda que se adquiere en las casas de cambio conocidas como CADECA, al costo de 25 pesos nacionales por 1 CUC.


La Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR) en su capítulo Cuba, promueve desde el año 2006 la campaña Con la Misma Moneda, que le exige al gobierno cubano el derecho básico de pagar en todos los establecimientos del país con la moneda que reciben su salario.


La iniciativa popular en su primera fase entrego más de 20,000 firmas a la Asamblea Nacional del Poder Popular, seguidamente se realizo una encuesta que demostró que más del 95 % de los encuestados se identifica con la petición ciudadana.


Actualmente activistas y promotores están enfrascados en la tercera fase que consiste en pagar en moneda nacional en los establecimientos que ofrecen su servicio en Cubanos Convertibles (CUC), las cuales van encaminadas a concientizar a la población de cómo exigir un derecho que se les está usurpando, ganando la mayor cantidad de adeptos dentro de la población, promoviendo la lucha estratégica no-violenta dentro de Cuba.


El gobierno consiente de la situación precaria que atraviesan los cubanos ha habilitado más de una veintena de establecimientos en la capital habanera que ofrecen artículos de primera necesidad en moneda nacional, dejando notar tibias reformas que no responden a los cambios en el sector económico que Cuba realmente necesita.


En Septiembre del 2008 la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR) en una conferencia de prensa, presento unos paquetes de medidas al gobierno cubano demostrando que la unificación monetaria es posible, que la economía puede restablecerse partiendo de cambios radicales en este sector.


No obstante el silencio del gobierno, altos funcionarios han reconocido que la doble moneda es injusta, que la posibilidad de erradicar esta discriminación está en estudio por el parlamento cubano, en ocasiones fuerzas represivas del aparato estatal han insinuado que la iniciativa que promueve la organización feminista es idea del gobierno cubano.


Aun cuando quisieran adjudicarse el merito, cosa habitual de este sistema, puede decirse que las verdaderas reformas en el sector económico aun están por verse, de promesas incumplidas está cansado este pueblo, la inoperancia del sistema ha convertido a sus pobladores en esclavos a merced de un solo dueño.


Exigir un derecho básico, representa un desafío, enfrentar a la maquinaria verde olivo un verdadero reto, la campaña Con la Misma Moneda, pretende desmoronar la cortina de miedo impuesta hace más de cincuenta años, cada día son más las personas que movidas por las mismas necesidades, se identifican con este reclamo popular, el camino ha sido difícil, pero al final del sendero ya se divisan LUCES.


Foto: Belinda Salas Tápanes

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: