lunes, 16 de noviembre de 2009

Carta desde la Prisión de Quivican por el Preso Político Ramón Balsinde González, presidente del grupo de Derechos Humanos Clamor del Presidio


Dirigida a Lázaro Prieto Álvarez, Presidente de la Comisión de Atención a Presos Políticos y Familiares (CAPPF)


Trascrita en su texto integro por Ricardo Aguilar García


30 de Octubre del 2009



Mi muy queridísimo: Amigo y Hermano:


No hay pudor más tenaz que el de la verdadera grandeza y esto es lo que usted acredita, es usted de gran naturaleza humana, no puedo callar a la justa admiración que se le tiene y se le debe, no se puede tener desamor por lo extraordinario, y es digno y decoroso solo de mencionar su nombre, Lázaro.


La naturaleza es hermosa en los hombres, la vida es un deber, la prisión si se mira detenidamente no es fea y creo que yo no me siento triste como tampoco me siento acobardado, creo que mientras haya libros y luz en el cielo, y amigos y madres, se puede esperar y ser valiente el tiempo que sea necesario. No vivo con imaginación, porque esto hace daño a la inteligencia, y la inteligencia domina sobre la superficie de la tierra para la vida practica, creo que la facultad de entender es más útil que la de bordar fantasmas en el cielo, sé muy bien a lo que me expongo y al sacrificio que me cuesta desde este lugar que ni respirar me dejan, pero esto no es lo que importa, lo que me levanta el alma son ustedes, esa fuerza que emana de todos esos hermanos que tiene usted a su alrededor, he tenido la dicha de conversar con varios cada vez que te llamo, ellos están hoy como para entonar canto perenne de libertad a la patria, y el cielo ha visto poca veces escenas más hermosas como la que yo siento y presencio, he podido sentir como usted mueve los pechos a la determinación de ser libres y esto es algo de una natural grandeza que usted lleva dentro de su corazón, ni el alma de un pueblo entro tan lleno en la de un hombre como usted, parece que los héroes todos de la libertad pueblan apiñados a esa casa suya que cubren como gigantes airosos y llenos de fe, creo que el cielo mismo debía en verdad detenerse a ver tu hermosura, no habrá momento fijo para clavar la bandera libertadora en el corazón de nuestra patria.


Lázaro veo en usted la fuerza moderadora del alma popular, de la pelea de todos, que salva sin mas ley que la libertad verdadera en nuestra patria, usted es un creador supremo de la valentía y el amor a nuestra libertad y a nuestra patria. Como cubano usted comprende que el gobierno dictador y represivo de los Castro y sus caudillos han aprendido de esta situación y tratan de formas diferentes a los grupos sojuzgándolo y reprimiéndolos por el gran factor de descontento que existe en el pueblo y que aumenta más cada día el espíritu democrático.


Lázaro, no estoy acreditando una virtud superior a todo género de alabanzas, espero sin embargo poder expresarme siguiendo de lo que brota desde lo más hondo de mi alma, siga como hasta ahora, realce el vuelo y el colorido que lleva usted en el estilo, es usted realmente efectivo para los demás, está dotado usted de una cualidad de importancia básica para su brillantes expresiva, la claridad conceptual. Usted es un derecho, un consuelo, una amenidad, un sacerdocio, aquí se viene, como yo vine una vez y de aquí se sale, como yo saldré mañana, útil es decir contento, amoroso es decir fuerte, yo me anticipo para decirle que los que suben a esta eminencia tienen el deber de anticiparse, es de un corazón la cusa suya por entero. El temor no puede nublar la otra cualidad esencial, de las ideas clara, ni de la valentía, ni de la grandeza que se lleva en las almas por las ansias de libertad.


Como dijo nuestro apóstol, José Martí: “Como la lava, salen del alma las palabras que en ella se crían se salen del alma con fuego y dolor”


Solo a las orillas de la vida se puede plantar una pequeña ilusión y esto es toda la fe que yo he depositado en usted, sino volviese yo, la primavera siempre volverá, tu, florece.


“Que cada hombre aprenda a hacer algo de lo que necesiten los demás”.


Veo en usted como una de la más alta personalidad por el vasto alcance de sus proyecciones, haciendo historia y patria tiene usted, señor Lázaro, las mismas características del eminente John Locke, y no estoy exagerando amigo mío, es una claridad evidente, hay que ser bien ciego para no ver las cosas, el ciego no ve, pero siente. Usted debe hacerlo todo, porque sabe hacerlo todo y puede hacerlo todo, esto es muy cierto. El triunfo del espíritu público es lo que importa.


Lázaro tengo un problema serio en el corazón, el día 27 de Octubre vino un especialista clínico me hicieron un electro, me mandaron un medicamento que acá en prisión no existe, se llama Digocina y no puedo estar sin él, tengo trastorno en la arritmia, ya el otro día me dio un dolor fuerte en el pecho que me desmayo y los reclusos corrieron conmigo para el puesto medico, me inyectaron y citaron al clínico que vino consultarme. Por lo demás todo está bien, un beso y un apretón fuerte para la heroína de Adela, la madre de todos, salúdame a Yumara y su esposo, un cariño muy dulce a los niños y para usted toda la gloria. He deseado lo que puedo ser, un soldado y un obrero de la Libertad, me siento cada vez más animado y dispuesto a resistir contra la naturaleza y los hombres que se opongan a nuestros fines.


“El Patriotismo, el sentido del deber y la responsabilidad también lo pueden todo”—José Martí.


Ser grande es sostener una gran Batalla.
Dios Bendice todos nuestros hermanos.
La forma es bella y la forma tiene poder.
Los Quiero Hermanos Luchadores.

Ramón Balsinde González


(Escrito a continuación fue hecho por Ramón Balsinde en la parte exterior del sobre):


Emprendamos la tarea con vigor y esperanza, con fe y disciplina, y no cejemos mientras la tarea no esté terminada.


La sagrada escritura dice: No hemos de desfallecer al hacer el bien, pues a su debido tiempo podremos cosechar si no hay vacilaciones en nuestro corazón.


Nunca desfalleceré, esforcémonos hasta lo último con el pueblo, esto es un empeño al que entrego todo mi ser.


Dios Bendiga a todos.


Mi ánimo general es de júbilo, esto es un momento histórico y triunfal, ojala pudiera estar yo en la calle, allí están los que necesitan una esperanza. Estoy con la fe de que ustedes van a cosechar lo que están sembrando, con esa fe retornare a la calle, a mi pueblo y a mi Patria.


¡Viva Cuba Libre!


Ramón Balsinde González

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: