lunes, 2 de noviembre de 2009

14 días de huelga de hambre entre enfermos contagiosos y criminales

por Jaime Leygonier


26 de Octubre del 2009


Dr. Darsi Ferrer

El médico disidente Darsi Ferrer permanece en huelga de hambre desde el 13 de octubre en el penal habanero Valle Grande mientras las autoridades lo castigan a permanecer recluido en el destacamento en que hacinan a enfermos de SIDA y de tuberculosis.


La esposa del Dr. Ferrer, Yusnaimy Jorge hizo pública esta situación el mismo 13 y el 23 tuvo confirmación de que continua en huelga con gran pérdida de peso en el Destacamento 12 donde la dirección del penal amontona a los presos enfermos de tuberculosis y de SIDA.


Según Yusnaimy Jorge, también activista por los derechos humanos y Dama de Blanco acompañante: "Esta en huelga de hambre porque lo tienen preso sin juicio desde el 21 de julio acusado de un falso delito: por reparar nuestro hogar ruinoso con unos pocos materiales de construcción, por lo cual a nadie mantienen en prisión sino que lo juzgan y penan con multa y lo hacen esperar juicio en su casa. En su detención el Gobierno acumula toda clase de violaciones de procedimiento e ilegalidades y cuando finalmente incumplió largamente el plazo legal para dar respuesta a la solicitud de la abogada de cambiarle la medida cautelar, mi esposo decidió que no tomaría ningún alimento hasta que lo enjuicien o excarcelen, puesto que es inocente y el sistema viola la Ley, que acaben con tanta injusticia y arbitrariedad".


Concluye Yusnaimy, “la reacción inmediata de la policía política - por la huelga y por su denuncia de los robos, epidemias y abusos dentro del penal - fue castigarlo con pasarlo al Destacamento 12, el peor, donde reinan criminales a los que la dirección de la prisión encarga imponer la "disciplina" a golpes. Allí meten a los enfermos de SIDA y a los tuberculosos del penal juntos y con presos sanos, hay un recluso con SIDA que está herido de una puñalada y desea propagar su infección; recientemente se "suicido" un joven recluso ahorcándose en la celda solitaria. Esta situación de golpizas y hacinar enfermos contagiosos con reclusos sanos es inhumana con los culpables, tanto más con mi esposo con quien se ensañan por ser un médico luchador por los derechos humanos que reveló sus epidemias, la pésima condición de los hospitales, el racismo, el apartheid con la discriminación de los cubanos en su patria por el hecho de ser cubanos, el carácter de tortura sistemático del sistema carcelario - que ahora lo tortura a él - y promovió marchas conmemorativas por el Día de los Derechos Humanos. Esos son los "delitos" reales por los que quieren matarlo allí como hicieron a Pedro Luis Boitel."


El viernes 23 el Dr. Ferrer hizo llegar a su esposa que al día siguiente protestaría para que lo sacaran de allí aunque ello le acarreara una golpiza.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: