domingo, 25 de octubre de 2009

Desde la Prisión de Quivican Provincia Habana

por Miguel Amado Reyes Fonseca

Vicepresidente de la CAPPF y Vice-Director del centro CDHD 2506

y Máximo José García González

Activista de la CAPPF


Cárcel Quivican

Según el recluso Ramón Balsinde González, Presidente del grupo de derechos humanos, Clamor del Presidio, a las 3:00 PM del sábado 17 de Octubre del 2009, fue brutalmente golpeado el recluso, Reinier Medero Ortega, por los oficiales del penal.


Los que lo propagaron la golpiza fueron: Sub Teniente Jefe del Orden Interior, Alexis Mazo Bell; el Segundo Jefe de Orden Interior Primer Teniente, Bayan; el Primer Sub Oficial, Biscet; en compañía de 2 agentes del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) de la prisión; a los cuales se le sumaron también el Capitán Francisco, Jefe de Control Penal; Agustín, el Jefe de Campamento y un reeducador del destacamento Numero 16, los cuales fueron autorizados por el Segundo Jefe del Penal de nombre Yosvani Quintana, para ejecutar tan repugnante acto.


Todo esto fue debido a que el reo no quería cambiarse de destacamento. Tal golpeadura le trajo como consecuencia lesiones graves en la cabeza y en otras partes del cuerpo, costillas rotas etc., por lo cual fue trasladado a Terapia Intensiva donde en estos momentos se encuentra recuperándose del deplorable estado en que quedo.


Actos como este y otros tantos se han venido llevando a cabo por los representantes de la ley, en los que el pueblo ha venido depositando su confianza durante estos largos 50 años, y una y otra vez lo traicionan, y eso sin contar que el gobierno es firmante de la Declaración Universal de los Derechos Humanos ¿Que ironía verdad? Los que dicen ser los señores de la justicia son los que más la violan.


El recluso, maltratado, vejado, abusado, sin darle la mas mínima posibilidad para defenderse es maestro de audio visual en el penal. Que DIOS lo ayude para que se recupere pronto.


El Articulo Numero 5 de la Declaración Universal de Derechos Humanos dice: “Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”, este artículo no es respetado ni observado por los carcelarios castristas.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: