domingo, 4 de octubre de 2009

Cautivos y escépticos, aunque aun sin rejas

por Sergio Pastor Martínez Carrazana

Periodista Independiente


21 de Septiembre del 2009


En las fotos: Amparo Jova Hart y Joaquín Sarduy Gómez, Yuney Alvarado Esquivel y Sergio Pastor Martínez Carrazana y Roby Gonzales Torres.


La Habana. Los matrimonios, opositores pacíficos, compuestos por Amparo Jova Hart y Joaquín Sarduy Gómez, Yuney Alvarado Esquivel y quien suscribe, además del opositor Roby González Torres, hacemos constar públicamente que acudimos en reiteradas ocasiones a las oficinas de Inmigración y Extranjería en nuestras respectivas aéreas de atención, después de recibir escarceos por los funcionarios encargados, tras enfrentar fatigosas y largas filas, y angustiosas esperas, sucedió que en el mes de Septiembre del corriente, confirmamos infausta y arbitrariamente, de que las autoridades cubanas nos han retenido el Permiso de Salida Definitivo del País, cuyas solicitudes realizamos cumpliendo por nuestra parte con las normas establecidas por dicha entidad para estos casos, asimismo con meses de antelación.


Los opositores involucrados en este común y penoso capítulo, aducimos inexcusablemente, que no hemos sido seleccionados ni autorizados por el Estado a salir del País de forma legal, ordenada, segura y libremente, con destino hacia los Estados Unidos de Norteamérica, luego de ser acogidos por el universal Programa de Refugiados que ofrece humanitariamente el gobierno de dicha Nación, lo cual consideramos que es un sanción adicional de un proceso migratorio selectivo por el régimen caribeño, hecho que refleja claramente otra flagrante e impune violación a los derechos garantizados en acuerdos internacionales de Derechos Humanos.


Recordamos lastimosamente que durante años, hemos sido objeto de reiteradas “entrevistas” en Estaciones Policiales, e incluso hasta en nuestros hogares en presencia de familiares y amigos ,por oficiales del Departamento de Seguridad del Estado (DSE), quienes nos han proferido diversas amenazas, desde cumplir duras condenas en cárceles hasta la problemática Salida del País, simplemente por nuestra firme y oponente actitud, bajo un estricto marco de respeto, al modelo político, económico y social vigente. Antecedentes que hemos expuesto ante la opinión pública, a pesar de la destructiva censura impuesta.


El mandatario cubano, General de Ejército, Raúl Castro Ruz, en discurso pronunciado el pasado 1ro de Agosto expresó y cito: “se reanudaron el pasado 14 de Julio las conversaciones entre ambos gobiernos –Cuba y Estados Unidos– sobre el tema migratorio las cuales se desarrollaron de forma seria y constructiva. Cuba reiteró que continuará cumpliendo escrupulosamente, como hasta ahora, los acuerdos migratorios”. Estas manifestaciones divergen irrefutablemente con los testimonios ofrecidos escuetamente aquí, incomodidades que afrontan diariamente cubanos, específicamente los antagonistas, como los aludidos en esta amarga historia.


Por otra lado afirma González Torres, que aparte de retenerle el citado Permiso, en cambio a su esposa, pareja de quince años de casados, y a sus dos hijos, frutos de esta unión, les fueron entregados las respectivas autorizaciones para viajar, lo que representa una evidente disgregación premeditada como castigo suplementario, conociendo el gobierno, que la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad, y debe ser protegida por el mismo.


Los presentes, enfatizamos de modo racional y consciente, que apoyamos consecuentemente los principios del noble pensamiento liberal, y además que optamos perennemente por la práctica, la promoción y la observancia de la Carta de Naciones Unidas, así como también afirmamos con orgullo que formamos parte de la indisoluble e incipiente sociedad civil cubana pro transición. Comprendemos que a pesar de nuestras benignas ideas, y del ejercicio de nuestros derechos inalienables en este suelo inhóspito, nuestro terruño igual e inobjetablemente, podemos purgar injustas penas aherrojados.


Las “advertencias” sobre la narrada y violatoria prohibición, constatamos que se están cumpliendo, mientras tanto mantendremos nuestras convicciones, e involuntariamente permanecemos cautivos y escépticos, aunque aún sin rejas.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: