domingo, 13 de septiembre de 2009

“Quien tiene tejado de vidrio, que se cuide de lanzar piedras”

por Froilán Osmany Rodríguez

Coordinador de Relaciones Exteriores para la Comisión de Atención a Presos Políticos y sus Familiares (CAPPF) y Centro de Derechos Humanos y Democracia Brigada 2506 (CDHD), Miami


8 de Septiembre del 2009


Froilán Osmany Rodríguez

La Habana. Por estos días, en torno al circo que el cantautor colombiano Juanes dará en La Habana, muchos, cubanos y no, han manifestado su parecer. También yo lo hice, es mi derecho y el de todos.


Las opiniones han sido diversas, en su mayoría, coincidimos en el cinismo que envuelve el proyecto.


Otros así no lo creen, pero su opinión también debe ser escuchada, su derecho igualmente, les asiste.


Voltaire dijo, y yo lo hago mío:…. “No estoy de acuerdo en lo que dices, pero defenderé con mi vida, tu derecho a expresarlo.”


No siempre creo que el fin justifique los medios, no siempre se cumple esto, de ahí mi inconformidad.


Zoe Valdéz, es, a mi entender, una, si no la más importante, representación grafica, de la generación de escritores nacidos con aquello que llaman revolución, y que luego huyeron, para no continuar siendo “Hombre nuevo.”


Admiro su obra, aunque su estilo nunca me sedujo, lo confieso, su impetuosidad si, en favor de las libertades despojadas a nuestro pueblo.


Su activismo le ha convertido, en tribuna permanente de la realidad cubana. Es una de nuestras más fieles exponentes.


¡Lo Cortez no quita lo valiente....Alguien dijo!


Creo que todos, alguna vez, nos hemos “torcido el pie”, durante este largo maratón, de gritar al mundo, el dolor que cincuenta años de locura en Cuba, ha sido sembrado.


¡Veo, por lo tanto, que en esta oportunidad, a Zoe ¡se le daño el tobillo!


A continuación reproduzco algo que ella dijo, e, infelizmente me hicieron llegar……


……..”El hombre nuevo…. Son los que recién de Cuba vienen con el cuchillo entre los dientes, a los que les da lo mismo jinetear que matar, y viven esencialmente del engaño, de la mentira, del trueque y del truco. Son el hombre y la mujer orquesta, hoy son actores o actrices, mañana serán cineastas, pasado devendrán escritores, o pintores; la cosa es vivir del cuento, y hasta dinero le sacan. No leen, ni les interesa leer de manera profunda, leen lo estricto para tener un barniz, y con ese barniz salir al ruedo a encajarle los cuernos a quien se les ponga por delante. Llegan a tu casa, en medio de un domingo, o de cualquier noche, te lloriquean un poco, piden dinero prestado, o que les consigas un trabajo, si es una beca, mejor, te sacan ideas, proyectos, te ensalzan con falsedades, te comen a mentiras, lo mismo harán con otros en cuanto te dejen a tí, al rato, en el café más cercano los verás lloriqueando frente a un amante que hicieron viajar desde Barcelona, o desde Japón, o desde la Conchinchina. Dan la mordida o el zarpazo y se largan con su rumba a arañar al próximo que ya tienen en mirilla”.


Por supuesto, no estoy de acuerdo con tu criterio, Zoe, y quiero exponerte mi parecer.


El “Hombre Nuevo”, es aquel que Che Guevara pretendía crear, con su enfermiza obsesión de Socialismo Salinista, estilo antillano, y que pronosticaba como un hombre en el que lo debía dominar:


…."El odio como factor de lucha, el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una eficaz, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados (entiéndase hombre nuevo) tienen que ser así: un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal."


-El hombre nuevo seria, aquel, quien predicara, como filosofía, lo que Winston Churchill definió como socialista, o, lo que podemos traducir como quien profese la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia, la predica a la envidia. Y como virtud inherente, “la distribución igualitaria de la miseria.”


Los que de Cuba salen, con el cuchillo entre los dientes, como tu les calificas, o les califica un don nadie y de lo que tú te haces eco, afortunadamente, son minorías.


Estos son, en definitiva, compatriotas tuyos, que imposibilitados de escapar, como lo conseguiste tú, no encontraron otro recurso, que armarse del mejor modo, para sobre vivir dentro de aquella jungla, aún, “con el cuchillo entre los dientes.”


Mi gente, que son igualmente los tuyos, si necesitaron ir “a la cama”. Para obtener un trabajo, algo bien triste, repugnante por demás, una beca, o simplemente un plato que llevar a su mesa, ha sido, justamente, porque no han faltado seres inescrupulosos que le han ofrecido “la cama”, a cambio de esos “favores”.


Estamos en el mundo del mercado, y no hubiese habido estas repugnantes “OFERTAS”, si no hubiese existido inescrupulosas “DEMANDAS”.


Te destaco, que esos pobres diablos, no han sido nunca candidatos para espías, de gran interés nunca serán ni de un lado ni del otro, esa minoría esta carente de formación profesional, ¡carente de filosofía alguna!


Por el contrario, si en alguien se han interesado los servicios de inteligencia cubano, ha sido particularmente, en aquellos que, de algún modo, y en algún momento, prestaron, antes de desertar, sus más eficientes servicios a la propaganda de aquel régimen, ha sido, realmente, en aquellos que, de manera muy eficiente, prestaron su incondicional colaboración, al satrapismo antillano.


Mira, compatriota mía, en Cuba, cualquiera no ingresa a las universidades, sabemos cuanta manifiesta lealtad hay que mostrar para ello.


¿Te pregunto, amiga de todos, quién puede, en Cuba, haber estudiado Filología en la Universidad de La Habana?


¿Quién, de Cuba, puede haber sido enviado a estudiar, pagado por el gobierno cubano, en la Alianza Francesa de Paris?


Seré o no confiable para el régimen cubano, alguien que fue enviado a representarles entre los años 1984 hasta 1988, en la Delegación de Cuba ante la UNESCO en Paris, así como en la “MISION” Cultural del gobierno castrista, también en Paris, durante iguales años?


Quién será, aquella persona que, desde 1990, se desempeño como Sub Directora de la Revista “Cine Cubano”, y como guionista del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficas (ICAIC)


Alguien dijo,…”Los convertidos, son siempre peores que los creyentes”


Está bien, estoy de tu lado en cuanto a la payasada de Juanes y comparsa.


Pero, de ningún modo, en tu superficial exposición en cuanto a quienes, en los últimos tiempos, salen de Cuba.


Creo, en cualquier caso, que el mal hay que atacarlo en las causas que lo originan, no en las consecuencias que dé el deriven.


Creo también, que nuestra repulsa debe ser, siempre, pero siempre, contra los victimarios, protejamos pues, ¡a las victimas!


Es cómodo, bien cómodo, juzgar a quienes, en el momento que fuese, a quienes no pudieron, o en el peor de los casos, no se atrevieron.


¡Nada, que cuando tenemos tejado de vidrio………….hay que tener cuidado!

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: