domingo, 20 de septiembre de 2009

¿Concierto reconciliara a cubanos?

por Julio Antonio Rojas Portal

Bibliotecario y Periodista Independiente

Director de la Biblioteca Independiente “Eleanor Roosevelt”


15 de Septiembre del 2009


Julio Antonio Rojas Portal

El martes 8 de septiembre 2009, pude leer en El Nuevo Herald el apoyo que le dan 30 de los prisioneros de la primavera negra del 2003, al concierto que ofrecerá Juanes y sus invitados el 20 del mes de septiembre 2009 en la Habana.


En el comunicado los firmantes, de los cuales algunos están de licencia extrapenal, expresan su opinión de que dicho concierto podría traer reconciliación entre los cubanos. Creo que la opinión de los mismos es de respetar y admirar al querer que los cubanos tanto los de intramuros como los extramuros se reconcilien olvidando diferencias entre víctimas y victimarios.


Pero, la palabra reconciliación tiene un significado muy amplio y profundo, y va más allá de un simple concierto. Reconciliación no quiere decir obligatoriamente “olvidar ni perdonar”. La reconciliación es un proceso de largo aliento que no sigue un esquema preestablecido, sino que es movido por una dinámica específica del contexto.


La reconciliación debe provenir del seno de la sociedad, y no puede ser impuesta por el exterior. El acento de la reconciliación, más que sobre los individuos, debe ser social, una reconciliación social debe ser un proceso colectivo e integral y requiere cambios sociales y políticos profundos. ¿Estarían dispuestos los que gobiernan el sistema cubano a hacer esas transformaciones profundas en la nación?


Existen condiciones muy serias para que una nación pueda superar el proceso de reconciliación. A continuación enumerare algunas.


-Reconocer que ha habido víctimas y victimarios y perfilar el papel que ha tenido cada cual en el conflicto, hay que saber que sucedió, hay cuantificar y cualificar el daño producido y los responsables directos.


-La prensa puede jugar un papel destacadísimo de carácter pedagógico y moral, del que nunca debiera sustraerse, propiciando foros de encuentros y acercando posiciones encontradas. Se debe estar claro que el sujeto fundamental de toda reconciliación y cambio es la sociedad.


-Para que exista reconciliación en la sociedad, tiene que haber previamente liberación, entendida como el fundamento esencial que puede hacer superar las muchas formas en que se manifiesta la violencia.


- El proceso debe reconocer la violencia cometida y debe proponerse erradicar las condiciones que pueden hacer posible continuación o reparación.


-También debe invocarse una autentica justicia, pero: ¿Cómo es posible la justicia cuando los resortes más importantes y los aparatos del Estado siguen en manos de muchos de los que violaron las leyes o, aun admitiendo la buena voluntad, carecen de los más elementales recursos para poner en marcha causas e investigaciones con las suficientes garantías procésales?


-La reconciliación significa perdonar la deuda con la democracia de quienes la combatieron pretendiendo acabar con sus defensores, la no “violencia” ayuda. Los principios que fundamentan esta teoría pueden resultar bastantes útiles. Entre ellos, la recuperación de la palabra, el dialogo y la escucha (La historia de la violencia ha sido en gran medida la historia de la negación de la palabra a grupos que han debido permanecer forzosamente en el silencio).


-Lo más significativo del ser humano para expresar su identidad, su dignidad y libertad, es expresarse a través de la palabra. Muchas víctimas, muchos desaparecidos han sufrido la negación del verbo.


-Para terminar la reconciliación en una nación es un proceso dinámico, muy complejo y de largo plazo. En la reconciliación política, son fundamentales los consensos, la estabilidad dependen de reconocer los derechos de las víctimas y de los otros, incluidos los victimarios. Creo que el proceso debe descansar en toda la nación y no solo de víctimas y victimarios, debe contar con el apoyo para que exista la voluntad de realizarla. Y si el proceso es exitoso ha preparado el camino para la construcción de una democracia sostenible.


Una vez más respeto la opinión de estos valerosos defensores de los Derechos Humanos. Encarcelados injustamente por querer expresar el verbo, sé que muchos de ellos jugaran un papel esencial y fundamental en la reconciliación política de todos los cubanos dentro y fuera del país, olvidando su papel de victimas, perdonando a los que los reprimieron, dejando que la justicia juegue su papel principal.


Juanes puede que de su concierto, puede ser un gran espectáculo cultural donde miles de cubanos lo apoyen con su presencia, eso solo será un momento de alegría y entretenimiento por unas cuantas horas, ¿Qué creen ustedes que pasara terminado el concierto? Para los cubanos todo volverá a la normalidad de siempre. ¿Podemos creer que los que gobiernan este régimen permitirán que el proceso de reconciliación, largo lento, y doloroso comience en la nación entre las victimas el pueblo, los victimarios los que dirigen el sistema, cada cual reconociendo su papel, aun con los de extramuros? Quiera Dios que esté equivocado, pero creo que no estamos preparado todavía.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: