domingo, 14 de junio de 2009

“Una Invitación Juiciosa”

por Froilán Osmany Rodríguez


9 de Junio del 2009



La dedicación y entrega, es oficio único, de los dados a conseguir con sus aportes, el desarrollo armónico de la evolución social.

El lenguaje es, diría yo, una de ellas, si no la principal, de las causas que han permitido, la plenitud de todos los grandes avances científicos técnicos de la humanidad.


Hasta aquí mi tributo, a quienes enriquecen nuestro idioma, el castellano.


Pero, perdónenme estimados iluminados de las letras y la comunicación articulada. Creo que les falto conocer ciertos acontecimientos, para llegar a una definición acertada de al menos, una expresión idiomática.


Esto, traducido de modo más digerible, me empuja a concluir que, con el mencionado respeto merecido, desde Cervantes hasta Unamuno, con Benavente y demás incluidos, les falto darse un saltito por el Caribe, en tiempos de cóleras revolucionarias, para haberse formado un mejor criterio, al definir, lo que ellos denominaron, “mentira.”


Según la Real Academia de la Lengua Española, la mentira significa:


a) Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se cree, o lo que se piensa.


b) Errata o equivocación en manuscrito.


c) Mancha blanca que suele aparecer en las uñas.


d) Chasquido que se produce en las coyunturas de los dedos al estirarlos.


e) La que se dice con el fin o agradar a alguien.


f) Fingir que se sabe algo, para hacer que lo manifieste otra persona que tiene noticia de ello.


Además, algunos otros pequeños apuntes que giran bien alrededor de estos, pero que no cambian sustancialmente las definiciones ya dadas.


¡Qué pena estimados míos!


Aquellos ilustrados no podrían imaginar, cuán lejos estarían aun, de poder dar con el verdadero significado de este término idiomático.


Claro está, seguramente no tuvieron, ninguno de ellos, que padecer los embates de un tornado de categoría “revolución socialista”, que convierte en un viento platanero la categoría cinco de la escala creada por Herbert Saffir y Robert Simpson.


Desde mis limitados conocimientos, la mentira es mucho más que una manchita en una uña, el borrón en una carta o el cribar de un dedo luego de quien sabe cómo, ¡le distes un estirón!


¡Miren, mentir es muchísimo más que eso!


Mentir es prometer elecciones libres en menos de dos años, luego de haber tomado el poder violentamente.


¡Lo es también cuando se promete un cambio con los pobres, por los pobres y para los pobres, con el sombrío fin de empobrecerlos más de lo que son!


Mentir es cuando a ese cambio lo bautizan con el verde de las palmas, para luego ser bañado con el rojo de la sangre, y, dicho sea de paso, a base de muchísima sangre, inocente por demás.


¿Cuando te envían a morir en guerras distantes, en nombre de una justa causa, y luego encuentras de que no existió antes, aventura imperialista más injusta, como llamarle a eso?


¡Como llamarle también, al oficio de enseñar a leer, cuando únicamente leerás lo que alguien quiere que leas, y a escribir, únicamente lo que te permitirán escribir!


¡Que decir, si te pronostican tiempos difíciles, y te traen tiempos imposibles!


Ahora, muy reciente, como llamarle a alguien que es invitado a regresar a un foro internacional, en el que se le permitirán ciertas prerrogativas, y se niega, ¿manifestando manipulación?


Sabiéndose por todos, que su verdadera razón es ignorar compromisos de libertades plenas y respeto a la dignidad humana.


Definitivamente, iluminados de las letras, me gustaría hacer un modesto aporte a su academia.


Quisiera, de ser posible, incluyeran en su definición de mentira, a un gran embuste, al mayor de los embustes, diría yo, un modelo social y político, que por nuestras tierras busca indemnizase, engañando primero y sometiendo después, y que está caracterizado por ser un….


Sistema unipartidista, liderado por un hombre, apoyado por varios canallas, resguardado por otro tanto de verdugos, y se sostiene del terror y el hambre. Que promulga como doctrina, una filosofía tan falsa como su esencia misma, encaminada a inervar el odio entre los hombres y la destrucción de la sociedad.


Letrados hispanos, para respaldar mi petición les sugiero, les convoco, les invito, vayan a Cuba.


¡La hispanidad lo necesita, la hispanidad lo va agradecer!

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: