sábado, 6 de junio de 2009

Modesto Homenaje

por Froilán Osmany Rodríguez
Delgado CAPPF Miami y Coordinador del CDHD Brigada 2506


4 de Junio del 2009


Froilán Osmany Rodríguez

La libertad, para quienes nacimos sin ella, y crecimos también en su ausencia, nos hace despertar a tirones, cuando finalmente nos llega.


Salir de Cuba es más que escapar del imperio del odio, la perversidad, la indignidad.

Salir de Cuba representa tener que vivir, no siempre por suerte, con aquello que no compartimos, con aquello por los que tantos han muerto, por los que tantos sufren, aun hoy.


Es triste encontrar, incluso compatriotas, que defienden, desde estos horizontes, aquella maldición aberrante.


Admiradores fervientes de sus cabecillas, e inquisidores de todo lo que represente una amenaza para “ellos”.


Me apena ver que la libertad, otorgue el privilegio de la protección para quienes hasta ayer, formaron parte de esa maquinaria de destrucción social y humana, protección igualmente generosa para quienes servían de bufones a “su majestad”, intentando arrancarle una sonrisa de complicidad y simpatías, mucho me aflige que se les reciba cual héroes de las mil batallas,.. ¡vaya que es grande la libertad!


Recientemente fui invitado a una cena de cumple años, del cumple años de un gran cubano, el momento era tan especial como pocos pudieran darse, con la excepción de la presencia de un infiltrado, no se confíen lectores míos, están por doquier.


El sujeto, un personajillo poseedor de mas frustraciones que estrellas el universo, con una sed de protagonismo patológico, y dador de un conocimiento infinito de lo desconocido por sabios.


En el evento familiar, mostré con gran satisfacción, una fotografía en la que aparezco con el Señor Félix Ismael Rodríguez, toda una leyenda para quienes nos hemos enfrentado de alguna manera, al satrapismo castrista.


Aquello genero una reacción huracanada del espía, quien no pudo contenerse ante mi admiración por nuestro verdadero héroe.


Por respeto al homenajeado, a su familia, y demás invitados, acopie ecuanimidad no sé de donde, para no hacerle esputar la dentadura al reptil… ¡que increíble la libertad, increíble verdaderamente!


Bueno, en honor a la libertad, por cortesía elemental con la familia anfitriona y por no sé todavía que mas, me retire del sitio, ¡no sin antes experimentar un disparo de presión arterial de los mil demonios!


Definitivamente no he aprendido a ser tolerante, lo reconozco, es más, en tales situaciones, no creo que lo consiga alguna vez.


Esta experiencia me lleva, con vanidad confesa, declararme admirador ferviente, hoy más que nunca, de todos los que de una forma u otra, y con los métodos que pudieran haber empleado, se empeñaron en proporcionarle, cuantos dolores de cabeza se le pudieran causar, al demonio que ha sometido a Cuba en estas cinco décadas.


Apreciable Félix, hoy quiero agradecerte, por haber mantenido vivos en mí, en nosotros todos, los sueños y la esperanza.


Estimado nuestro, te agradezco también, en nombre de Latinoamérica, África, Medio Oriente y continentes vulnerables, haber interrumpido las sangrientas aventuras del argentino Guevara.


En nombre de todos los míos, y los no también, te abrazo.


¡Muy orgullosa estará siempre, nuestra madre patria, haber salvado su cría con hijos como tú!


Nuestros respetos, admiración y enhorabuena desde siempre, en este sencillo homenaje.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: