sábado, 6 de junio de 2009

Incremento de Represión en La Habana

por Héctor Julio Cedeño Negrín, Periodista Independiente


1 de Junio del 2009



El incremento de la represión por parte de las hordas de la Seguridad del Estado, es directamente proporcional al crecimiento del miedo de la dictadura Castrista. No creo que esta afirmación necesite ser demostrada, pienso que es evidente. En los últimos tiempos ha aumentado, en flecha, la acción represiva de los cuerpos de la Policía Política en la Ciudad de la Habana, que es donde vivo y donde lo he podido observar, desde hace algunos días no nos dejan mover.


Lo destacado no son las fechas en si, como el 19 de mayo, caída en combate de José Martí y fundación del Partido Liberal de Cuba (PLC), el 20 de mayo como el día de la República de Cuba o el aniversario de Pedro Luis Boitel el día 25 de mayo. La celebración del Congreso de los Presos Políticos o cualquier otra fecha que llegue, lo cierto es que no han permitido desde meses atrás ni las conferencias sobre los Pactos firmados por el gobierno cubano, ni las conferencias sobre la ‘Constitución de la República’, ni las reuniones de la Convergencia Liberal Cubana o las celebraciones. Al parecen el temor se funda en que la pequeña oposición, pequeña porque no tiene cámaras de televisión a la orden, ni prensa garantizada, se está reorganizando y mejorando su efectividad ¡Ya era hora! Y no me refiero a las valientes mujeres de Cuba.


Esos métodos de los informantes sembrados dentro de las organizaciones, comienzan a ser neutralizados, ya se entera tarde, la Inseguridad del Estado de algunas acciones contestatarias, muchas veces nada pueden hacer para evitarlo y burlarlos se está convirtiendo en un Jove. Movilizarlos en vano y hacerlos ir al lugar equivocado, desinformarlos. Tenerlos parados al sol durante horas o en la calle desde la madrugada, que molesten al vecindario y lo disgusten, darle chucho como dicen los muchachos, nos divierte, a veces se irritan tanto que tienden a la violencia. Estas son estrategias en la lucha pacífica y el desgaste de los represores.


Lo cierto es que la vieja dictadura, pesa tanto, que han tenido que repartirla entre los miembros del ‘Consejo de Ancianos’ para poder moverla, pero arrastrándose entre muletas, bastones, andadores seniles y culeros desechables hasta patinan en el orine. Los pobres se miran jadeantes por tanto esfuerzo, pero al final nada se mueve. Ahorita tendrán que aceptar que los lleven del brazo para hacer KAKA, aunque desconfían de todo y de todos, es como el dicho “mientras más viejos más pendejos”.


En los últimos días se han dedicado a detener y amenazar a todo el mundo, amenazaron al periodista Julio Beltrán y a Georgina Noa Montes por las Actividades de la Liga Cívica Martiana y la FLAMUR, los detuvieron desde la una hasta las seis de la tarde, junto a otro hermano. A otros miembros como Alejandro Botella, Julián Guerra, etc. los montaron en vehículos y los trasladaron fuera de la Habana abandonándolos. Esa es una ‘nueva’ pero ya vieja táctica usada por la dictadura de los Castro y también por la de Batista, hace falta que no maten a la gente y la tiren por los matorrales como hacían los otros. Esto puede ser el preludio.


El día 20 de mayo, aleas ‘Tito’ de la llamada Seguridad del Estado, se personó en la vivienda de Minaldo Ramos Salgado, dirigente de la Confederación de Trabajadores Independientes de Cuba (CTIC) y lo amenazó con encarcelarlo por los cinco meses que le quedan por cumplir, de una causa inventada por ellos tiempo atrás, y al Prisionero Político con Licencia extrapenal Carmelo Días Fernández, Presidente de la (CTIC) lo amenazaron a través de Minaldo con reasignarle los 10 años que le quedan pendientes, porque dice que le estaban calentando Centro Habana con las actividades que organizaban, la amenaza era, sin dudas, extensible a Jesús Cordero Suárez, Juan Carlos Piña, Felipe Meléndez Reinaldo y Lázaro Jaime Sarduy que se encontraban presentes en el lugar.

Habían detenido y amenazado a Guillermo Ordóñez y a José Antonio Sánchez Santoyo igualmente. Si ellos acusan a los ciudadanos por ‘amenazas’ y le pueden sancionar con varios años de prisión, a cuantos años habrá que condenarlos a ellos por amenazar tanta gente.


Lo cierto es que ya no logran intimidar a nadie, ya nadie les hace caso y cada vez son más los desobedientes, están atrapados en su propia trampa, ya no pueden hacer redadas como las de la ‘Primavera Negra’ de 2003 porque el escándalo será tremendo, aquella la hicieron para amilanar a los opositores a la dictadura pero no lo consiguieron y están contra la pared y con la soga al cuello.

En conclusión la satrapía pasa por un mal momento, el peor momento de su historia y esperando una recaída del dictador verdadero, que es quien verdaderamente manda, y que en cualquier momento puede ser la última. El escenario internacional se torna difícil y hostil para ellos, aunque alguien pueda creer lo contrario.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: