domingo, 7 de junio de 2009

¡Ahora sí, me volví loco!

por Froilán Osmany Rodríguez

Representante de la CAPPF en Miami y Coordinador de Relaciones Exteriores del CDHD 2506


4 de Junio del 2009

Froilán Osmany Rodríguez



Estando de paso por Sur América, necesite visitar la sede de un organismo Internacional, este tenía en su entrada principal un letrero hecho a grafiti que decía….“Malditos los gobiernos sin Memoria.”


Esa frase, recurre martillando mi memoria.


Hacen pocas horas, la Organización de Estados Americanos (OEA), han aprobado el retorno del gobierno cubano, entiéndase, no a su pueblo, regresar como miembro activo a ese foro continental.


Ese organismo, fundado en el mes de abril 1948, concibió como documento base, la Carta Magna de la organización antes referida.


Ese documento, luego de habérsele agregado y suprimido quien sabe cuántos apuntes, en otro sin número de protocolos, ha conservado invariable su Artículo 45, el que, en su inciso ha, expone:


“Todos los seres humanos, sin distinción de sexo, raza, nacionalidad, credo o condición social, tienen derecho al bienestar material y a su desarrollo espiritual, en condiciones de libertad, dignidad, igualdad de oportunidades y seguridad económica.”


Si tomamos esta aseveración como una práctica invariable de sus países miembros, o de aquellos que deseen re, o incorporarse al pleno de la organización, el retorno de la representación de Cuba a la OEA, me obliga a concluir lo siguiente:


..En nuestra Isla, el homo sapiens difiere del resto de los animales, porque no se enfrentan coléricamente, los unos a los otros, por alcanzar en la fila de la panadería, una hogaza del preciado alimento.


..Tampoco se delatan, en presencia de la multitud, poniendo al descubierto el lado oscuro de cada quien, para aspirar al deslumbrante lujo de un televisor.


..Los negros, religiosos, homosexuales, campesinos y obreros, dirigen el Poli Buro, los Comités del Partido, las Industrias. Marginándose únicamente, los órganos represivos y las familias de los Líderes históricos de la revolución, privándoles de privilegio alguno.


..Todo el mundo recibe salarios decorosos, que les permiten vivir dignamente, viajar sin restricciones, e invertir en la infra estructura económica.


..Nadie es perseguido por asociarse o disentir, nadie!


..Cada quien elige el tipo de educación que recibirán sus hijos, religiosa o laica.


Siendo que por la isla antillana las cosas funcionan así, según los países miembros de ese grupo de apandillados, que en mayoría votaron a favor de la derogación de la resolución excluyente del castrismo al pleno. No me queda de otras que concluir….. que yo estoy ¡ESPASMODICAMENTE Y REMATADAMENTE LOCO!

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: