lunes, 18 de mayo de 2009

“Madre, Para Ti”


por Froilán Osmany Rodríguez


9 de Mayo del 2009


Tus brazos siempre se abren cuando quiero un abrazo. Tu corazón comprende cuando necesito una amiga. Tus ojos tiernos, saben endurecer lo suficiente, no más, cuando merezco una lección. Tu fuerza y tu amor me guiaron, y me dieron alas para volar.

Si lloro, lloras antes, junto, y después que yo, luego averiguas la razón.


Eres la única persona del mundo que siempre está para mí, de forma incondicional. Si te rechazo, te acercas. Si me equivoco, me perdonas. Si los demás no me aceptan, tu puerta sigue abierta.


Si estoy feliz, celebras conmigo. Si estoy triste, no sonríes hasta que me veas sonreír. Eres la verdadera, la mejor, la única e incondicional amiga.


Eres capaz de dar todo sin recibir nada. De quererme con todo tu corazón sin esperar a cambio. De invertir todo en mi, sin buscar rentabilidad. ¡Siempre confiaras, siempre, sin importar que los demás duden!


Encuentras la felicidad cuando yo la encuentro. Cuando vivo algo hermoso, lo vives a través de mi. No importa que yo no rece por ti, nunca dejas de hacerlo por mí.


Tu amor es tan intenso, que no conoce leyes, no tiene piedad, es capaz de desafiar a todos, y aplastar sin remordimiento, cualquier obstáculo que se ponga en mi camino.


Hoy le pido a Dios que te lleve en sus benditas manos, porque eres mi madre, que es igual a decir, el brillo de mis ojos, la razón de mi sonrisa.


Tu presencia, tu imagen, me empuja a seguir adelante, cuando por alguna razón, las fuerzas se me escapan.


Eres para mí, la imagen del Creador que más de cerca nos toca. También lo es tu abrazo, lo es tu amor.


Cuídamela siempre Dios mío, aquí,… o allá, bendícela y házmela feliz, mucha falta me ha hecho, me hace,….. ¡y mucha es también, cuanto que me hará!


Hoy comprendo, que nunca tuve que tener algo para que me quisieras, tu amor es incondicional. Solo un requisito, un sagrado requisito, SER TU HIJO.


Tu amor ha significado dicha, paz, no hace falta conseguirlo, ganarlo o merecerlo. Demasiado fue como lo guardastes para mí.


Nunca necesite decirte cuando las cosas me iban mal, sabias que me iban mal. Tampoco cuando me iba bien, hacías que me fuera bien.


Un día te fuiste. ¡Qué triste día! ¡Dios se olvido, anunciarme tu partida!


Eres tan especial, pero tan especial, que cuando no estás, cuando ya no estás, cuando te han llevado para siempre…. ¡Solo un hijo puede ocupar tu lugar!

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: