lunes, 25 de mayo de 2009

La situación en los hospitales habaneros

por Daniel Anselmo González Gómez

Delegado Cuidad Habana, CAPPF



10 de mayo del 2009



Daniel Anselmo González Gómez



Si algún familiar o amigo ingresa en el hospital Miguel Enrique, ojo, lleve silla.


En el hospital capitalino antes citado, en la barriada de Luyano, los familiares y amigos solo cuentan para sentarse con tres grupos de tres sillas, lo que hace un total de 9 sillas, y si tomamos en cuenta que esto ocurre en un local que al mismo tiempo se atiende terapia intensiva, terapia intermedia, salón de operaciones y recuperación, hablamos de algo más de 30 pacientes.


Los demás familiares que no alcanzan sillas, pues al estar unidas de tres en tres solo alcanzan para tres acompañantes, el resto tiene que sentarse en las escaleras o en el piso. Esto provoca una situación denigrante e interrumpe la circulación pues al pasar tienes que estar pidiendo permiso.


Como es lógico, si hay algo lógico en esto, las sillas la ocupan aquellos que llevan más tiempo con el familiar ingresado, así que si vas a visitar a alguien pregunta el tiempo que lleva ingresado para ver si ya tienes derecho a disfrutar de una silla.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: