domingo, 22 de marzo de 2009

Una noche en un mar de 50 años de Socialismo

por Jesús Adolfo Reyes Sánchez


16 de Marzo del 2009


En el parque El Curita, del Municipio Centro Habana, Alfredo dice a sus amigos, que hoy hace un frío serio. Continua replicando a otra persona que hay muchos desamparados en las calles que van a sufrir las consecuencias sin que nadie lo sepa.


Alfredo, un rato más tarde se envuelve en trapos y naylons. Tiende en la tierra pedazos de cartón y sin ni quitarse los zapatos se acuesta para enfrentar la temida noche que le espera.


Algunos de los presentes frente a la parada del ómnibus para Santiago de las Vegas, que allí se encuentra, no creen que aquel hombre valla a dormir allí, entre las matas y la basura del lugar. Miran y comentan asombrados, sobre los vagabundos en la Isla. Al oscurecer apenas se distingue sólo un bulto.


Tomar una foto al vagabundo fue posible, sin que nadie agrediera al fotógrafo, a pesar de la persecución del gobierno Socialista. Un señor advirtió que tuviera cuidado porque hay un policía Revolucionario en la esquina.


En la terminal de trenes, situada en el Anillo del Puerto, se ven muchas personas tiradas en el piso sucio y pestilente, en las aceras, en las áreas de los jardines, en el interior de la fuente del monumento al Acorazado llamado “La Coubre”, en los pasillos y rincones de la terminal, en las escaleras, en los pequeños parques del alrededor.


Se observan familias completas, con niños chiquitos y ancianos envueltas en trapos viejos y papel improvisando corchas que resguarden del frío. Manifiesta un nervioso pasajero en espera que no pueden hablar y menos protestar, que eso trae mas tragedia a las que ya tienen.


Lo trágico es -contesta- que no tiene dinero para pagar su regreso a su casa en guaguas Cuenta, el ex-trabajador de esta Empresa de Ferro Carriles de Cuba llamado Orlando Borrego Mir, que las personas son vigiladas allí y con cualquier pretexto las meten en problemas, los mismos empleados, para deshacerse de ellas y poder continuar las arbitrariedades que dan ganancias extras.


Pero ha quedado la interrogante sobre muchos desamparados que van a sufrir sin que se sepa.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: