domingo, 22 de marzo de 2009

Meriendas, niños y maestros del eterno Socialismo

por Jesús Adolfo Reyes Sánchez


16 de Marzo del 2009


Tras las rejas de la escuela Rafael María Mendives de Regla se incrementa el abuso contra los niños que se niegan a dar su merienda a los maestros. Plantea la pequeña Jessica Castillo Borrego a su abuela, María de los Ángeles Borrego Mir, en una pequeña reunión familiar, que resulta una actividad de las pocas que el gobierno totalitario no ha podido aun impedir a la población en Cuba.


Asegura que cada vez que un niño en el aula se negaba a dar su comida, “a la seño”, los demás lo atacaban con críticas delante de la maestra, pero ahora la educadora ni siquiera les pide que vayan a donde ella está a dar parte de sus dulces, panes y refrescos, va personalmente al puesto de cada infante y le quita mitad de cada cosa, acompañada de sus bravucones que ya se han vuelto medios policías al servicio del autoritarismo oficial y eterno, del dudoso sistema Socialista en que vivimos los cubanos.


Los niños de la escuela de Jessica no reciben meriendas del Estado Comunista, sin embargo cerca del lugar se observa a muchas persona vendiendo, a veces hasta en cajas y vestidos de completo uniforme, las suyas, asignadas por el gobierno, el cual, por otro lado, repite que no hay nada más importante que un niño.

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: