domingo, 22 de marzo de 2009

Detienen y permanece bajo arresto domiciliario Sandra Guerra Pérez

hermana de Roberto de Jesús


por Ismaris Salomón Carcaces, Foto reportera del Centro de Información Hablemos Press (CIHPRESS)


19 de Marzo del 2009


Foto de Sandra Guerra Pérez


La Habana. Sandra Guerra Pérez, dama de apoyo de la organización Damas de Blanco fue bajada por la fuerza de un autobús a las 8 de la mañana del 17 de marzo y conducida a una unidad policial en provincia La Habana cuando se dirigía a la capital cubana para participar en una marcha por seis días que realizarán los familiares de los prisioneros políticos a partir del día 18 del corriente mes.


La noticia de la detención se conoció por Lisandra Guerra, hija de Sandra quien informó por teléfono sobre el arresto y dijo, “mi mamá permanece en la unidad policial de Melena sin ingerir alimentos sólidos ni líquidos, me dejaron hablar con ella 5 minutos para que tratara de convencerla de que tomara agua pero se niega hacerlo en protesta por el arresto arbitrario, un agente me notificó que si se porta bien a las ocho de la noche la liberarán.”


Al mediodía del miércoles se conoció por la propia Sandra Guerra que a las 10 de la noche después de permanecer varias horas bajo interrogatorios en las que participaron oficiales de alto rango del DSE que trataron de convencerla para que no asista a las marchas en la capital, fue conducida a su domicilio, ubicado en la Finca Ojo de Agua donde permanece bajo arresto domiciliario vigilada por agentes de la PNR que no la dejan salir del hogar.


Sobre la detención Sandra explicó: “Fui bajada por la fuerza por agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) y de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) del ómnibus en que viajaba desde la Finca Ojo de Agua, que es donde resido, para el municipio Melena del Sur en la provincia La Habana cuando me disponía a participar en una marcha que efectuarán las Damas de Blanco a partir del día 18 en la que exigirán libertad para sus familiares los prisioneros políticos. Luego fui conducida a la unidad policial mencionada donde me interrogaron oficiales de alto rango del municipio San José de las
Lajas, me ofendieron y utilizaron métodos psicológicos para desestabilizarme emocionalmente ‘cuando tu sales para la capital tu esposo se acuesta con otra mujer en tu cama y tu hermano Roberto de Jesús es un gusano al servicio del gobierno de los Estados Unidos’, me dijo uno de los represores.”


Durante la mayor parte de su vida Sandra Guerra Pérez ha defendido los derechos de los ciudadanos que la rodean en el poblado donde vive. Su estrategia no violenta ha apaciguado a trabajadores cañeros en intentos continuados de golpear a directivos de dicha cooperativa por los atrasos en pagos de sus salarios así como por ser estos muy bajos. Fue expulsada de la Iglesia Pentecostal Fuente de Agua Viva en el año 2006 por la presión de las autoridades castristas contra el pastor por esta congregarse.


Es directora de la Biblioteca Independiente Virgilio Piñera. Por ser promotora de un proyecto comunitario “Alegría de Vivir” cada año reparte a niños pobres juguetes que recolectan, por esto ha sido amenazada con ser desalojada ella y su familia de su casa que es un medio básico de una Cooperativa cañera, arrestada en más de 23 ocasiones por su activismo a favor de una verdadera democracia. Su domicilio el 31 de diciembre del 2007 fue invadido por dos individuos que le rompieron una botella de cristal a su esposo en la cabeza y le provocaron varias heridas. Por todo esto Sandra ha sido sentenciada a arresto domiciliario por el solo hecho de querer realizar una marcha en la que solo mujeres pacificas vestidas de blanco exigirán al régimen de la habana la libertad de 75 prisioneros políticos que el 18 de marzo cumplieron el 6 Aniversario de haber sido condenados en juicios sumarios desde 6 hasta 28 años de cárcel por reclamar y querer vivir bajo un estado de derechos.


“El arresto y confinamiento domiciliario de Sandra, Ivonne Mayesa, Marisa Castro, Nery Castillo y otras Damas de Blanco debe atraer la atención nacional e internacional de la situación en Cuba sobre las violaciones a los Derechos Humanos y una vez más este debe ser condenado en Naciones Unidas” manifestó Roberto de Jesús Guerra Pérez, hermano de Sandra quien es periodista independiente y cumplió reciente mente dos condenas por ser un defensor de los perseguidos políticos en Cuba, el cual rechazó recientemente las ofertas de militares de la Sección 21 del DSE de que debía abandonar el país de lo contrario sería condenado a varios años de cárcel.


Sandra es madre de 3 niños, 2 hembras y 1 varón de 3 años de edad que residen en Finca Ojo de Agua, municipio Melena del Sur, provincia La Habana.

Roberto de Jesús, Lisandra, Sandra, Rolando y los hijos de Sandra

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: