domingo, 14 de septiembre de 2008

Se Acabo La Divercion

por Ismaris Salomón Carcaces


foto reportera del Centro de Información de la Corriente Martiana y estudiante de periodismo independiente

En días pasado cuando me encontraba en espera de un ómnibus en la capital habanera observaba la situación por que esta pasando la mayoría de la población cubana, que se refleja en los rostros de los niños, ancianos y demás ciudadanos en común.

Inmediatamente me vino a la mente la canción de Carlos Puebla, dedicada al convaleciente Fidel Castro, en los años 60 que dice ¨Se acabo la Diversión llego el comandante y mando a parar¨. Los cubanos que bailaron en aquellos tiempos con esta canción y lo que, casi nadie recuerda, es que Puebla le estaban cantando la realidad de lo que le esperaba al pueblo.

Un anciano de alrededor de unos 70 años que esperaba el ómnibus se me acerco y emprendió una conversación manifestando "He visto como observas con tristeza a esos niños que juegan con una bola de un envase desodorante, eso si es el verdadero divercionismo ideológico. Por los años 50 llevaba a mis hijos en sus vacaciones al Coney Island a las Cuevas de Bella Mar y a la Gran Piedra. Con el salario que ganaba, mis hijos disfrutaban de las maravillas de estos lugares y podía comprarles zapatos y ropas nuevas. Tengo cinco hijos, tres de ellos se graduaron de universitarios, mira alrededor de tu vecindario y analiza en cuantas familias hoy en la actualidad se gradúan de universitarios o quienes quieren estudiar pues no se sienten motivados. Bueno quizás hayas oído hablar de estas zonas y de aquellos tiempos que nos toco vivir. Pobre de la juventud que vive en estos tiempos. Me da mucha tristeza ver cómo los jóvenes pasan su adolescencia y sus vacaciones en los hogares sin nada que hacer por sus padres no tener la posibilidad de llevarlos a disfrutar de sitios como estos que han desaparecido y si existen es en la moneda esa que han inventado el dólar (el chavito), y que ya no tienen la misma imagen por la falta de mantenimiento y lo destruidos que están". Concluyó diciendo el anciano.

En Cuba las vacaciones escolares son una tortura tanto para las familias como para los jóvenes. Imagínense los muchachos en la casa el día entero. Las familias no puede planificar viajar a ningún lado por falta de recursos, incluso muchos de las familias ni siquiera tienen televisor en sus hogares. Sin contar que hay que alimentarlos que es tarea difícil en estos tiempos. El trauma de los padres en pensar que tienen que trabajar (o robar en sus centros laborales) para comprarles los zapatos y mochila para el nuevo curso escolar lo convierte muchas veces en alcohólicos enfundando en ellos la violencia doméstica. Amigo lector cuando visite la isla en tiempo de vacaciones o en cualquier tiempo siéntese en un parque y observe o haga la cola en espera de un ómnibus y se dará cuenta que lo que le describo es realmente así. Las penurias del cubano en la actualidad son muchas, la desnutrición, prostitución infantil, miseria, abandonos y otras son situaciones y necesidades por las que pasa el ciudadano, por tan sólo mencionar algunas de ellas.

Según una encuesta realizada a 100 jóvenes por el Centro de Información de la Corriente Martiana, organización no gubernamental, notifica que el 70% de los jóvenes no desean terminar sus estudios y mucho menos graduarse de universitarios, pues sacan la conclusión que para qué se van a graduaron si los que lo han hecho permanecen en sus hogares sin realizar la carrera que estudiaron.
Miles de obstáculo se le presentan a las familias cubanas y Carlos Puebla lo describió muy bien y las imágenes insertadas en esta nota lo reafirma "Se acabó la diversión llego el comandante y mando a parar".

Imprimir Pagina Sphere: Related Content

No hay comentarios.: